martes, 23 de junio de 2015

¿Hace falta ver mas VAX? [Primer Round]

¿Hace falta ver más vax?
Soberana Madriza
Hola, lamento mucho haber tenido que separarme de este blog durante algún tiempo. Ofrezco disculpas a quienes venían siguiendo los post con cierta frecuencia, pero a veces la vida se encarga de ponernos una madriza y entre mayor sea, más cuesta levantarse.

Precisamente en esta entrada trataré de transmitirles la penúltima paliza que este masoquista mundo del café me propinó los últimos dos años. Sin más lloriqueos...

 Todo empezó hace 7 años tomando un cafecito en el centro de Villa Hermosa,   Tabasco en una muy concurrida  cafetería: La Cabaña

Mientras desayunaba unos huevos revueltos con jamón esperando a que dieran las 10:00 horas para visitar a uno de los clientes a quienes les vendía material para artistas (esa es otra historia) tras tragar un bocado muy mexicano de tortilla, huevo y salsa; de pronto llegó a mi estropeada cabecita un momento de Eureka!

¡Estábamos a poco más de 2 años de que se acabara el mundo! y en un flashazo sináptico, mis tres o cuatro neuronas proyectaron en mi tercer ojo (osea  mi  materia gris) la manera ideal de explicarle al mundo el porqué deben consumir café molido o en grano.

Fin del Mundo
En ese entonces, estaba trabajando como  agente de ventas y mágicamente me correspondía atender el sureste del país. Gracias a Paulo Coelho y su best seller El Alquimista, estaba totalmente seguro que el camino se me presentaría conforme mis juanetes se pusieran a andar. Así pues (como dicen mis amigos chiapanecos), recorrí con un hambre de conocimiento (¡oh si existe!) las zonas arqueológicas del Tajín, Comalcalco, Tulum, Monte Albán, Palenque y nuestra maravilla mundial en Chichen Itzá: La Pirámide de Kukulkan.

Del Tajín a Chichen Itzá

Desde luego no podía dejar de visitar Catemaco, en donde según Deepak Chopra, el sincrodestino se había encargado con premeditada causalidad poner a Mel Gibson con su tan esperado (no así vitoreado) APOCALYPTO.


¡Un juego de mesa, tipo Cash Flow 
con 2 características medulares; 

1.- Los Jugadores vivirían toda la experiencia del mundo del café, desde ser productor hasta tener su propia cadena de cafeterías.

2.- Todo el juego se desarrollaría en un ambiente MAYA.

¡Es más!

Hasta el logotipo y nombre del juego se me reveló ese mismo momento:


Coffee Break (MR)

Tras un embarazo completo de ideas y sorbetes cafeteros, sueños mayas guajiros, chaquetas mentales sobre el fin del Haab y Tzolkin, viajes cósmicos  a nuevas dimensiones, un par de pares de libros de interpretaciones y proyecciones calendáricas de los iluminatis prehispánicos, que sumados a otro pokér de best  sellers  del pobre niño pobre que se juntó con su padre padre rico para transformarse en un pobre que se hace rico con su padre ¿?  mientras su pobre padre pobre sigue siendo pobre porque no le gusta hacerse rico (¡uff que desmadre!) llegué a un break point de mi emprendimiento:

El cochinito de mis ahorros (vale la pena la aclaración, para que los sucios de mente no malinterpreten) se transformó en un pedacito de chicharrón todo arrugado por falta de alimentación y con una necesidad de +- 5 mil dlls que serían canalizados a contratar a un diseñador industrial para materializar el dispositivo que revolucionaría al mundo entero,  que dejaría el báculo de moises  como un simple palito de paletas, que por sus características y su simplicidad sería la llave de cualquier mortal <siendo homo sapiens o nó> a la nueva era a partir del 21-12-2012.



¡Entonces ocurrió lo inevitable!