jueves, 28 de enero de 2016

La Biblia, La Tora, El Coran El Kebra Nagast unidos en Es-Presso





Primer Volumen de la Trilogía "Las Bebidas de Dios"


Al cumplir trece años, Manelek, un pastor etíope, recibe de su abuelo un secreto que deberá compartir con su gente en cuanto llegue el momento. Si bien el conocimiento del mismo no liberará a su pueblo de una terrible injusticia, si le confiere la fortaleza necesaria para sobrevivir a los malos tiempos que vivirán, hasta que la humanidad comprenda los motivos ¿atesorados? o ¿prisioneros? dentro de una pequeña nave viajera; un grano de café.
Las casualidades no existen en los renglones escritos de Dios, desde el Génesis Cristiano hasta el Corán del mundo Islámico sin omitir el escudriñamiento de los papiros Judíos que dictan La Torá y haciendo una forzosa escala en el Kebra Nagast, Etiopía; tierra diáspora por definición pero sagrada de vocación; no solo acompaña silenciosamente a la humanidad en todos los rincones del mundo, además de ser el “Pentáculo del Edén”, el epicentro del marco de ríos formadores de la cuadratura del círculo del mundo Abramánico [Gen 2 10:14], es por antonomasia el punto medio de la cruz filosófica, ese punto, donde las cuatro aristas de la pirámide ¿culminan? o ¿inician?
No es simple coincidencia su presencia en los movimientos históricos que “valga la redundancia” han marcado la historia; existe una misión que ¿Allah?, ¿Jehová? ¿Elohim? o ¿Yahweh? le confió desde la creación del Universo hasta el final de los tiempos. Del mismo modo que no es casual que las cinco cimas de la estrella religiosa sean las que fecunden su devoción, Judaísmo, Catolicismo Apostólico Romano, Islamismo, Catolicismo Copto Ortodoxo solamente pueden vivir juntos como cachorros de león, en un solo lugar del mundo, pero… ¿Cuál es la punta de la estrella?
  Para ello, vive en un mapa divino escrito por Dios la verdad que nos hará libres. Quien logre descifrarlo, habrá asegurado un lugar en la inmortalidad, quien no, se perderá en las arenas del olvido.
Tras el baptizo de su hijo Khaldi, Manelek, es secuestrado junto con su esposa, sus amigos y familiares para ser llevados a una gran fazenda brasileña donde padecerán las consecuencias de la esclavitud apenas unos cuantos años antes de ser decretada la Ley Aurea. Sin embargo, el corto periodo que dura su encierro es suficiente para llevarlo a poner en una delgada línea su fe por Dios. ¿Cómo seguir respetando y amando a un Dios que ha olvidado a su pueblo? ¿Cómo hacer que sus amigos y familiares no pierdan la esperanza, si él está a punto de ceder frente al demonio? ¿Vale la pena tanto dolor, por un simple grano?

“La gracia de nuestro Señor Jesucristo sea con todos vosotros. Amén” [Apocalipsis 22:21]


Es-Presso Vimeo from Frido Coffee on Vimeo.


jueves, 7 de enero de 2016

NOTA DE PRENSA ENERO 7 2016

El Café, receptáculo secreto del código de Dios.


EL CÓDIGO SECRETO DE DIOS

Puebla, Puebla. 07 Enero 2016.

Cuando Dios creo al primer hombre sobre la tierra, también creo el Edén. Ambos se ubicaron en la actual Etiopía, cuna del café. [Génesis 2:2-17]

A pesar de la creencia de algunas personas de que el origen del café es la ciudad de Moka en la península Arábiga, los científicos han podido corroborar que proviene del continente Africano, concretamente Etiopía, su nacimiento exacto se debate entre la región de Kaffa y los montes de Harrar debido a la presencia en ambos lugares de material genético que se ha mantenido intacto a través de los años y del cual se han propagado todas las plantas de café del mundo.

Para quienes consumen este grano, les resultará valioso saber que tanto en La Biblia, La Torá, El Kebra Nagast como en El Corán existen diversos versículos y suras que permiten seguir la pista sagrada del café desde tiempos de Adán, resultando sorprendente la relación estrecha que guarda con los eventos bíblicos; por ejemplo, los hijos de Isaac, nietos de Abraham; Esau y Jacob (quien más tarde sería el progenitor de las 12 tribus de Israel), intercambiaron su derecho a la primogenitura por un poco del guisado hecho con granos tostados. [Génesis 25:25-34].

Por capricho divino, es Etiopía, en donde se encuentra Lalibela, “La Jerusalén Africana” un modelo de la ciudad sagrada construida en piedra bajo el suelo, también existen más de veinte mil templos que atesoran una réplica de la famosa Arca de la Alianza en donde se encuentran la vara de Aarón, las leyes de Moisés y el Cáliz Sagrado, asegurando, que una de ella es la original arrebatada al rey Salomón por el hijo que tuvo con la reina de Makeda de Etiopía; el rey Manelik I de Aksum.

Durante siglos, el tesoro que representa el Arca ha sido buscado por los legendarios Templarios y los Masones, asegurando algunos “conocer el secreto” pero, a pesar de sus esfuerzos por encontrarlo, jamás lo han conseguido ni lo conseguirán a pesar de que está en Etiopía a la vista de todos y de nadie.

Sin embargo, pese a la cercanía con Dios; los hijos de Kush, “El África Negra,” a través de los años fueron sometidos por el resto de los hombres a uno de los periodos más lamentables de la historia de la humanidad y es precisamente durante el final de esos tiempos cuando aparece el protagonista de “Es-Presso” “El deseo de un pastor, prisionero en un grano de café.”

En este contexto, Alejandro Rivera, nos lleva por un sinuoso camino de emociones encontradas en las que el personaje principal de su primer novela; un Pastor Etíope, recibe un secreto que deberá transmitir a su pueblo para entender su misión en el mundo. Mientras tanto, su fe será puesta a prueba en el mismo infierno para poder tener su estrella. Si cede al dolor y a su sed de justicia, nada habrá valido la pena; si triunfa, el mensaje será transmitido y los “entendidos, resplandecerán como el resplandor del firmamento, como las estrellas por toda la eternidad hasta el tiempo del fin” [Dan 12:3-13]. 

Alejandro Rivera Sánchez. cherryscoffeclub@gmail.com/ @cherrys-club.blogspot.com/ Es-Presso, Próximo Lanzamiento Virtual: 21 Enero 2016
En los 20 años que tengo relación con el café, he trabajado en todas las áreas de la cafeticultura: campo (producción), industria (beneficio seco y húmedo), agroindustria (tostador), administración, gobierno, atención cliente (barra especialidad.) Ahora, fascinado en la fase creativa de la trilogía: “Las Bebidas de Dios”
“Es-Presso” (El deseo de un pastor, prisionero en un grano de café)/“Capuccino” (El hábito no hace al monje)/ “Mocha” (¿Duelo de Dioses?)

martes, 23 de junio de 2015

¿Hace falta ver mas VAX? [Primer Round]

¿Hace falta ver más vax?
Soberana Madriza
Hola, lamento mucho haber tenido que separarme de este blog durante algún tiempo. Ofrezco disculpas a quienes venían siguiendo los post con cierta frecuencia, pero a veces la vida se encarga de ponernos una madriza y entre mayor sea, más cuesta levantarse.

Precisamente en esta entrada trataré de transmitirles la penúltima paliza que este masoquista mundo del café me propinó los últimos dos años. Sin más lloriqueos...

 Todo empezó hace 7 años tomando un cafecito en el centro de Villa Hermosa,   Tabasco en una muy concurrida  cafetería: La Cabaña

Mientras desayunaba unos huevos revueltos con jamón esperando a que dieran las 10:00 horas para visitar a uno de los clientes a quienes les vendía material para artistas (esa es otra historia) tras tragar un bocado muy mexicano de tortilla, huevo y salsa; de pronto llegó a mi estropeada cabecita un momento de Eureka!

¡Estábamos a poco más de 2 años de que se acabara el mundo! y en un flashazo sináptico, mis tres o cuatro neuronas proyectaron en mi tercer ojo (osea  mi  materia gris) la manera ideal de explicarle al mundo el porqué deben consumir café molido o en grano.

Fin del Mundo
En ese entonces, estaba trabajando como  agente de ventas y mágicamente me correspondía atender el sureste del país. Gracias a Paulo Coelho y su best seller El Alquimista, estaba totalmente seguro que el camino se me presentaría conforme mis juanetes se pusieran a andar. Así pues (como dicen mis amigos chiapanecos), recorrí con un hambre de conocimiento (¡oh si existe!) las zonas arqueológicas del Tajín, Comalcalco, Tulum, Monte Albán, Palenque y nuestra maravilla mundial en Chichen Itzá: La Pirámide de Kukulkan.

Del Tajín a Chichen Itzá

Desde luego no podía dejar de visitar Catemaco, en donde según Deepak Chopra, el sincrodestino se había encargado con premeditada causalidad poner a Mel Gibson con su tan esperado (no así vitoreado) APOCALYPTO.


¡Un juego de mesa, tipo Cash Flow 
con 2 características medulares; 

1.- Los Jugadores vivirían toda la experiencia del mundo del café, desde ser productor hasta tener su propia cadena de cafeterías.

2.- Todo el juego se desarrollaría en un ambiente MAYA.

¡Es más!

Hasta el logotipo y nombre del juego se me reveló ese mismo momento:


Coffee Break (MR)

Tras un embarazo completo de ideas y sorbetes cafeteros, sueños mayas guajiros, chaquetas mentales sobre el fin del Haab y Tzolkin, viajes cósmicos  a nuevas dimensiones, un par de pares de libros de interpretaciones y proyecciones calendáricas de los iluminatis prehispánicos, que sumados a otro pokér de best  sellers  del pobre niño pobre que se juntó con su padre padre rico para transformarse en un pobre que se hace rico con su padre ¿?  mientras su pobre padre pobre sigue siendo pobre porque no le gusta hacerse rico (¡uff que desmadre!) llegué a un break point de mi emprendimiento:

El cochinito de mis ahorros (vale la pena la aclaración, para que los sucios de mente no malinterpreten) se transformó en un pedacito de chicharrón todo arrugado por falta de alimentación y con una necesidad de +- 5 mil dlls que serían canalizados a contratar a un diseñador industrial para materializar el dispositivo que revolucionaría al mundo entero,  que dejaría el báculo de moises  como un simple palito de paletas, que por sus características y su simplicidad sería la llave de cualquier mortal <siendo homo sapiens o nó> a la nueva era a partir del 21-12-2012.



¡Entonces ocurrió lo inevitable!